¿Quién fue el discípulo amado de Jesús?

Recientemente viendo el documental acerca de la tumba de Jesús y habiendo visto la reseña del libro “El Apóstol 13” me doy cuenta de que con que facilidad se puede torcer la verdad bíblica.

El libro “El Apóstol 13” nos dice que hay un discípulo escondido en las Escrituras llamado “el que Jesús amaba” y que no fue el Apóstol Juan.

No se en que basa históricamente, ya que desde el principio del cristianismo se ha considerado a Juan como el discípulo amado de Jesús.

Discovery Channel va más allá, ya que para tratar de probar que en la tumba de Jesús estaba el osario de su “hijo Judas” el cual tuvo supuestamente con
María Magdalena, dicen que este discípulo amado fue su hijo Judas.

Incluso tratan de torcer las escrituras para su beneficio, veamos por ejemplo lo que dice en Juan 19:25-27.

Juan 19:25-27
25 Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena.
26 Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.
27 Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.

La suposición que dicen es esta: que en realidad la madre de la que hablan no es María sino María Magdalena; y que el discípulo amado era Judas, el supuesto hijo de Jesús.

El problema con esta suposición es esta, gramaticalmente hablando Jesús le habló a su madre, a María, En el griego dice “jautu meter”, que traducido literalmente es “de él mismo su madre”.

Siguiendo esta línea entonces la verdadera madre de Jesús habría sido María Magdalena, esto si que es realmente un descubrimiento, y si María Magdalena era su madre y ellos dicen que se casó con María Magdalena y tuvo un hijo con ella entonces Jesús se casó con su madre y tuvo un hijo con ella.

¿Dónde perdió su cerebro James Cameron? ¿No sabe leer? ¿No tiene suficientes conocimientos como para interpretar un pasaje tan sencillo?

Otra cosa, al ver el osario de Judas, el supuesto hijo de Jesús vemos que era un niño pequeño, y Jesús dice que desde ese momento recibió a su madre en su casa; ¿Qué edad podría haber tenido este Judas en ese momento? Jesús tenía 33 años cuando murió por nosotros, entonces su supuesto hijo no tendría más de 15 (suponiendo que lo tuvo a los 18 años); aunque el osario que muestran parece ser de un niño más pequeño.

¿A una edad tan pequeña vivía separado de sus padres y tenía casa propia?

Definitivamente James Cameron el exterminador (terminator) de la inteligencia, supongo que la que le quedaba se hundió en el Titanic.

El hecho es que la madre de la que habla es María y el discípulo al que se la encarga es Juan.

Notemos el término “mujer” que Jesús usa para llamar a su madre; en Juan 2 ya la había llamado de esa manera:

Juan 2:1-5
1 Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.
2 Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos.
3 Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino.
4 Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.
5 Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere.

Habiendo visto que la mujer a la que Jesús se refiere es su propia madre hablemos del discípulo amado.

Aparece en 4 ocasiones en el libro de Juan, y la evidencia interna no solo sugiere sino demuestra que era el Apóstol Juan.

John Wesley dice en su comentario de Juan 13:23: “Uno de los discípulos a quien Jesús amaba, San Juan evita con mucho cuidado el nombrarse a si mismo”.

Veamos los otros pasajes donde aparece el “discípulo amado”.

Juan 13:23
23 Y uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba, estaba recostado al lado de Jesús.

Este pasaje se sitúa en la última cena donde Jesús compartió con sus doce discípulos más cercanos, uno de los cuales es el autor del libro, es decir, el Apóstol Juan.

La tercera ocasión es durante el evento de la resurrección.

Juan 20:1-10
1 El primer día de la semana, María Magdalena fue de mañana, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro.
2 Entonces corrió, y fue a Simón Pedro y al otro discípulo, aquel al que amaba Jesús, y les dijo: Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto.
3 Y salieron Pedro y el otro discípulo, y fueron al sepulcro.
4 Corrían los dos juntos; pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro, y llegó primero al sepulcro.
5 Y bajándose a mirar, vio los lienzos puestos allí, pero no entró.
6 Luego llegó Simón Pedro tras él, y entró en el sepulcro, y vio los lienzos puestos allí,
7 y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, no puesto con los lienzos, sino enrollado en un lugar aparte.
8 Entonces entró también el otro discípulo, que había venido primero al sepulcro; y vio, y creyó.
9 Porque aún no habían entendido la Escritura, que era necesario que él resucitase de los muertos.
10 Y volvieron los discípulos a los suyos.

En esta ocasión vemos que el discípulo amado no pudo haber sido uno que no fuera del grupo de los doce.

Es interesante que en la Biblia siempre se habla de Pedro y Juan como los discípulos más prominentes. En Hechos 3:1 y Hechos 8:14 podemos ver la amistad que unía a estos discípulos y como andaban juntos.

Podemos decir que este discípulo del que se habla en este pasaje era Juan.

Finalmente en Juan 21 vemos como se muestra Juan como este discípulo amado.

Juan 21:20-24
20 Volviéndose Pedro, vio que les seguía el discípulo a quien amaba Jesús, el mismo que en la cena se había recostado al lado de él, y le había dicho: Señor, ¿quién es el que te ha de entregar?
21 Cuando Pedro le vio, dijo a Jesús: Señor, ¿y qué de éste?
22 Jesús le dijo: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti? Sígueme tú.
23 Este dicho se extendió entonces entre los hermanos, que aquel discípulo no moriría. Pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti?
24 Este es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y escribió estas cosas; y sabemos que su testimonio es verdadero.

Aquí vemos que el discípulo amado era el discípulo que escribió el evangelio donde se habla del discípulo amado.

Una cosa más es que Juan no se llama a si mismo por su nombre en todo el evangelio, aunque nombra a otros discípulos y es nombrado en los otros evangelios.

Históricamente se ha conocido al Apóstol Juan como el autor del evangelio que lleva su nombre.

Así que nos dejemos engañar por gente que solo quiere ganar dinero, el Apóstol 13 no existió, como tampoco existió Judas, el supuesto hijo de Jesús; por ese motivo no pudieron ser “discípulo que Jesús amaba”, que en realidad fue el Apóstol Juan.