La diferencia entre el arrebatamiento y la segunda venida de Jesús

Este es un tema que intriga a mucha gente, ¿el arrebatamiento y la segunda venida son el mismo evento o dos sucesos diferentes?

Vamos a dar una respuesta basados en la Palabra de Dios.

Veamos cual es la diferencia entre el arrebatamiento de la iglesia y la segunda venida de Cristo.

El arrebatamiento (rapto) de la iglesia se refiere al encuentro de los creyentes (en Jesús) en el aire con nuestro Salvador.

El énfasis aquí se encuentra en el hecho de que nos encontraremos con el en el aire.

En 1 Juan 14:2-3 Jesús dijo: "En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis." 

La promesa se cumple en el hecho de que Jesús dijo "os tomaré"; "en la casa de mi Padre muchas moradas hay"; y, "voy…a preparar lugar para vosotros."

Esta promesa no es para todo el mundo sino exclusivamente para su iglesia. Claramente vemos que Jesús le esta hablando a sus seguidores, es decir, los creyentes.

El lugar adonde Jesus va a llevar a su iglesia no esta en esta tierra. En el verso 3 dice "vendre otra vez" y "os tomare"

¿A que lugar Jesús pensando ir? El verso 2 dice claramente: "A la casa del Padre"; el Cielo.

En Juan 20:17 cuando Maria quiso tocar a Jesús, El le dijo: "No me toques porque aun no he subido a mi Padre"

La iglesia recibira a Jesús en el aire e ira con el a la casa del Padre, es decir, al Cielo.

Y sera Él mismo quien nos venga a buscar, no un angel, ni una delegacion, ni mucho menos un platillo volador; sino Jesús mismo; porque Él dijo: "os tomare"

Notemos que en el arrebatamiento de la iglesia Jesus no tocará la tierra en ningun momento.

Esto es la principal diferencia de la Segunda Venida con el arrebatamiento; pues ahí si tocará la tierra.

En la Segunda Venida Jesús no viene por Su iglesia sino que Su iglesia viene con El.

En Hechos 1:9-11: "Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo."

No hay dos segunda venidas, solo una segunda venida.

El arrebatamiento de la Iglesia es un encuentro con Jesús en el aire.

1 Tesalonisenses 4:16-17 es muy claro al respecto: "Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor."

Otra gran diferencia es que El Arrebatamiento de la Iglesia ha de suceder cuando menos lo estemos esperando.

En 1 Tesalonisenses dice: "Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba.  Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche."

Jesús mismo aclaró esto en Mateo 24:36-44: "Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.   Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.  Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.  Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis." 

El día del arrebatamiento no sabemos cuando será, pero si cuando será la Segunda Venida de Jesús.

Zacarías 14:1-4 marca ese día: "He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad. Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur."

En Apocalipsis 19:11-19 vemos este acontecimiento: "Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios,  para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército."

Es el momento de la gran batalla de Armagedón donde Jesús y su ejército se enfrentan y vencen al anticristo y los ejércitos de todas las naciones congregados en ese lugar.

Por eso el arrebatamiento y la Segunda Venida de Jesús son dos cosas diferentes.